1 de octubre de 2010

Publicar...

Y el 1ro de octubre del año 2010, en medio de carpetas pendientes de archivo, avisos en el Outlook de cosas por hacer, empecé la tarea de enviar la carta de presentación y mi “propuesta editorial” siguiendo las instrucciones que encontré en una página de escritores.

Con dolor de estómago, llena de inseguridades y dudando cada paso empecé a enviarlas anotando en un cuadernito el nombre de cada agencia para no repetir, emocionada como si con el envío de estos correos ya tuviera mi libro publicado. “Soñar no cuesta nada” me repito, pero también pienso que este texto lo podré utilizar en alguna entrevista cuando me pregunten “y cómo fue el proceso para la publicación de su primer libro”
Sabrán los agentes literarios cuantas ilusiones cuelgan de cada correo enviado?…

No hay comentarios:

Publicar un comentario