27 de abril de 2011

Esperaré...

Hace 36 años que no lo tenemos para cantarle el feliz cumpleaños o para prepararle alguna sorpresa de esas que le encantaban; lo recordamos si, con una misa o con oraciones personales, pero ya no podemos celebrar “un año más de vida”.
A veces cuando estoy sola hago el ejercicio de imaginar cómo habría sido mi vida si lo hubiera tenido a mi lado, si existieran en mi historia recuerdos de sus gestos, de su voz, si supiera como era, no por referencias o por los cuentos de los demás, si lo hubiera conocido y pudiera atesorar algo de su vida en la mía.
Habría estudiado lo que estudié, habría estudiado dónde estudié, habría trabajado en lo que trabajé y salido con las personas que salí, habría dado tantas vueltas antes de sentar cabeza, habría sido rebelde como lo fui? Seguramente no, seguramente mi vida habría sido más ordenada, más callada, más sumisa, posiblemente la personalidad que tengo se habría moldeado de otra forma al contar con una figura paterna supongo yo algo represiva y controladora, habría sido más borreguito o quien sabe, tal vez más altanera. Me pregunto también si habríamos sido amigos o si tal vez mi adolescencia habría podido ser más complicada de haberlo tenido conmigo.
 
Me pregunto si habría sido una niña juiciosa y le habría permitido facilitarme todo, si habría caminado ordenadamente por una senda limpia y prescrita, me pregunto si ésta fuerza y ésta barraquera que me han caracterizado serían parte de mi forma de ser viviendo una vida diferente a la que viví.
 
Es muy difícil desde este plano humano entender porque pasan las cosas, supongo que al llegar a otra dimensión y ver la maqueta desde lo alto pueda comprender el orden perfecto y hasta estar de acuerdo con lo que debía pasar, pero desde mi humilde suelo no lo comprendo y me pregunto cómo es posible que los buenos desaparezcan antes que los malos, cómo es posible que hayamos tenido que privarnos de tenerlo, nosotros que no hemos cometido errores tan graves en la vida.
Esperaré como dice la canción, para más adelante encontrarlo y vivir en otro contexto el placer de conocerlo, esperaré para finalmente entender el porqué de las cosas, esperaré para poder verlos felices juntos, para poder vernos felices juntos, esperaré…

No hay comentarios:

Publicar un comentario